Suscríbete y entérate de mas!

Suscribirse!

Conozca los puntos ciegos y evítelos

Publicado el: 07-21-2017


Los puntos ciegos también conocidos como ángulos muertos, son los que, desde el puesto del conductor limitan su campo de visión al punto de obstaculizar su amplitud visual y crear zonas de riesgo en las que se pueden provocar accidentes de tránsito.

Los puntos ciegos se generan con los postes del marco del parabrisas, postes centrales y costados superiores traseros. Estas importantes partes de la carrocería son las que precisamente obstruyen la visualización clara del entorno al conductor. Además, los puntosciegos que se dan por los espejos son porque lo que se observa está determinado tanto por el tamaño del espejo como por la distancia en la que se encuentra el conductor.

A menudo muchos conductores que desean cambiar de carril miran los espejos retrovisores y se encuentran repentinamente con otro vehículo que hace cambio de luces o les pita como forma de avisar que le están cerrando el paso.

Esto sucede por la visión limitada producto de los puntos ciegos y por exceso de confianza de los conductores; este plural no es casual porque la responsabilidad es compartida entre todos los conductores, es decir, así como el conductor que se cambia de carril debe procurar por todos los medios advertir la presencia de otro vehículo, también es responsabilidad del que viene en esa misma vía el considerar que de pronto no es visible para los demás y debe buscar, por medio del pito o de las luces tener presencia en los espejos del otro.

¿Cómo evitarlos?

- Mire dos veces el espejo retrovisor antes de efectuar la maniobra; si no viene nadie, conviene esperar dos segundos, volver a observar y realizar el adelantamiento.

- Procure no conducir por el punto ciego de otros vehículos como los camiones.

- Observe los espejos constantemente.

- Cuando efectúe un rebase o un adelanto procure no ubicarse en el punto ciego del otro conductor.

- Los espejos siempre deben encontrarse limpios y sin grietas u otros elementos que dificulten la visibilidad.

- Usa siempre las direccionales para que los vienen sepan que se va a realizar un gira o simplemente cambiar de carril.

El punto ciego como tal no es un peligro, se vuelve peligroso en la medida que se quiere cambiar la dirección repentinamente y sin avisar. Aprenda a conducir bien y aprende a manejar el punto ciego.Evítese sustos y contratiempos, sea siempre un #ConductorEjemplar.